03 julio, 2012

Bateados por los fans



Han roto récords, brillado al inicio de sus carreras, vendido jerseys, recibido ovaciones y, después... han sido rechazados por los aficionados.

Los peloteros de Grandes Ligas son los exponentes del mejor beisbol del mundo, y aunque ninguno de los que amamos al Rey de los Deportes nos atreveríamos a criticarlo, algunos jugadores no gozan del mismo privilegio y han pasado de la ovación al abucheo; no en todos los casos por su calidad.

Ya sea por bajar de nivel, ser engreídos, mudarse de novena, alguna riña en la que hayan participado, líos de dopaje o simplemente tener algo que no les agrade a los fans, estos son algunos peloteros contemporáneos que son considerados "non-gratos" en algunas ciudades, y el porqué de ese estandarte:

Alex Rodríguez:
  Arod
Una publicación a principios de año ya le había dado el noveno puesto entre los 10 deportistas más detestados (incluyendo basquetbolistas, jugadores de americano, soccer y golfistas), y ahora un nuevo estudio que se publicará en julio está por ponerlo entre los tres peloteros que acumulan más rechazo entre aficionados, al tener el 10 por ciento de votos. Al parecer el sumar 642 jonrones (quinto de todos los tiempos) no ha sido suficiente para que seguidores en otras ciudades lo aprueben, con todo y sus de repente polémicas declaraciones y vínculos con los esteroides.

Barry Zito:
  Zito
Llegó a San Francisco con un premio Cy Young y una curva devastadora, además de un contrato multimillonario por 126 millones de dólares y7 años. La adquisición de los Gigantes fue criticada por el alto costo que pagaron por el zurdo, pero hasta ese punto, "los valía". Sin embargo, Zito nunca ha podido destacar en la rotación del equipo de la bahía, pues tiene marca de 49-67 con 4.59 de efectividad. El caso aquí es que es rechazado más bien a nivel local, y en Bay Area es frecuente escuchar a los fans criticar al #75, y vaya que eso es difícil, pues los Gigantes tienen una de las aficiones más entregadas. Incluso en las tiendas deportivas de San Francisco casi no tienen en existencia su jersey, pues no se vende mucho.

Albert Pujols:

Pujolslaa
Comenzó su carrera en el segundo equipo con más campeonatos de Serie Mundial en la historia, los Cardenales, y desde entonces no dejó de conectar vuelacercas y perfeccionarse a la defensiva. Con 445 cuadrangulares con la franquicia y la imagen de ésta en sus hombros, después dejó todo por un contrato de 240 millones y 10 años con los Angelinos, tirando así por la borda la posibilidad de inmortalizarse con uno de los equipos clásicos del beisbol. El resto, es una dura realidad para el inicialista dominicano; hoy buena parte de la afición de los Red Birds (aunque en general es muy respetuosa), no quiere saber nada de su ex #5, y parecen entregar poco a poco parte de esa devoción que le tenían al recién llegado puertorriqueño Carlos Beltrán. Para Pujols ha sido un año difícil este 2012, por su sequía de jonrones al principio y la presión de venir de un escenario de total amor a uno con algunas pedradas en el camino.

Hanley Ramírez:

Hanley
Sin importar que es el jugador franquicia de los Marlines, Hanley Ramírez se ha ganado unos buenos abucheos por parte de los aficionados debido a su carácter un tanto “odioso”, como él mismo lo ha definidio, y una que otra muestra de flojera en el terreno que han percibido al no esforzarse al 100 por ciento en cada acción.

AJ Pierzynski:
  AJ
Una imagen clásica es la de la pelea que tuvo el receptor de los Medias Blancas con el ex de los Cachorros, y tal vez eso que hizo Michael Barreet muchos quisieran hacer, pues AJ Pierzynksi ha incursionado en riñas, jugadas polémicas (y decisivas) y tiene una personalidad que no agrada a todos. Recientemente fue nombrado por una publicación como el jugador “más odiado” en las Mayores, lo que a él tiene sin cuidado, pues encuentra cómicos los abucheos y dice que le dan un incentivo extra.

Ozzie Guillén:
  Guillén
Su carácter explosivo era templado por el frío viento de Chicago, pero al llegar a Miami parece que detonó y justo en la primera semana de juego de los rebautizados Marlines y estrenando parque de pelota, el hoy mánager hizo declaraciones polémicas a favor del ex mandatario cubano Fidel Castro, justo en un lugar a donde muchas personas han llegado a refugiarse procedentes de la isla, fue cuestión de horas para que las protestas dieran el estrenón al Marlins Ballpark y el festejo se tornara en repudio a Ozzie. Antes el ex pelotero venezolano ya tenía fama de ponerse al tú por tú con los jugadores y no dejarse intimidar por nadie.

Brian Wilson:
  Wilson
Para muchos, el cerrador de los Gigantes, Brian Wilson, hoy fuera el resto del año por cirugía Tommy John, es un pelotero divertido y espontáneo… pero para otros, incluso en la bahía, es simplemente “insoportable”, ya que, además de ser extravagante, tiene un sentido del humor que no comparte la mayoría, encima de eso tras el campeonato de 2010 se volvió una celebridad local y aparecía como invitado en gran cantidad de programas televisivos, lo que quizá hartó un poco a ciertos aficionados.

Barry Bonds:
  Bonds
Ok, es el bateador con más cuadrangulares en la historia (762), su nombre está por encima del de Hank Aaron, Babe Ruth y Willie Mays, pero está lejos de ser una leyenda. Hoy recordamos al ex Gigante más con su aspecto en traje que con el jersey, por los líos legales que aún enfrenta vínculos a  esteroides; y de por sí ya había sumado antipatías por andar repartiendo vuelacercas por los parques de pelota de todo norteamérica.

Manny Ramírez:
  Manny
“Manny siendo Manny”, solía decirse de este pelotero hoy en busca de volver a las Mayores. Pero quizás el haber sido polémico en declaraciones es lo de menos hoy y lo que muchos no le perdonan es haber dejado el beisbol repentinamente por una suspensión por uso de sustancias indebidas. También en su paso tiene conflictos con compañeros (como el famoso vs Kevin Youkilis en Boston) y con personal de las organizaciones. Hoy los equipos temen firmarlo por sus antecedentes y la falta de compromiso que pudiera mostrar de repente.

Mas el ser “no grato” no es exclusivo de los peloteros, de acuerdo con un sondeo reciente en las Mayores hay fanáticos verdaderamente molestos, y el top tres es liderado por los de Filadelfia, San Francisco y Nueva York. Y entre las novenas en que menos les gustaría jugar hipotéticamente a los fans están los Atléticos, Azulejos y Reales. Y quien nuevamente aparece en escena es Ozzie Guillén, pues de acuerdo con la encuesta es considerado el mánager con menos respeto en Grandes Ligas, seguido de Bobby Valentine de Medias Rojas y Manny Acta de los Indios.
Y ustedes, ¿tienen alguna antipatía predilecta?