02 octubre, 2012

El momento 'MVP'


Siete juegos sin hit y tres de ellos perfectos; el Fenway Park cumpliendo 100 años; Josh Hamilton conectando cuatro home runs en un juego; Derek Jeter entrando a la lista de los 10 peloteros con más hits de todos los tiempos; el derecho de Tigres Doug Fister estableciendo un récord de nueve ponches consecutivos en Liga Americana y hasta un pelotero conectando Grand Slam ¡sin bat!... la presente temporada, a punto de terminar, nos ha dejado varios momentos que hacen de ésta una campaña histórica, ¿cuál podría ser el más valioso? 

Aunque debido al nuevo formato que da dos comodines por liga quizás no tengamos un cierre de campaña tan emocionante como el del año pasado (ya sólo falta definir un invitado en la Liga Nacional, vía Wild Card), al parecer el calendario 2012 de las Grandes Ligas nos ha dosificado esos momentos épicos y, haciendo una retrospectiva en plena recta final, es difícil decidirse por el más relevante. 
 
El 20 de abril el Fenway Park se convirtió en el primer ‘templo del beisbol’ en estar activo y cumplir los 100 años; aquél día fue especial porque además el juego conmemorativo fue entre los archirrivales Medias Rojas y Yankees, y ambos vistieron los jerseys réplicas de la época. 
 
Pero si los de Boston tuvieron su parque de pelota para presumir, la novena neoyorquina tuvo a su ‘Capitán’ Derek Jeter como estandarte. El parador en corto superó el pasado 13 de septiembre a otro grande, Willie Mays, como el décimo pelotero con más imparables en la historia de las Mayores; hoy en día suma 3 mil 301, aunque aún está lejos del líder de todos los tiempos Pete Rose (4 mil 256 hits).
 
Mas el show no sólo se lo han llevado las novenas ‘grandes’, este año tenemos tres historias para el recuerdo, más que por lo que logran, por lo que significan. Al conseguir su boleto a postemporada, los Nacionales de Washington llevarán un duelo de playoffs a la capital estadounidense por primera vez desde 1933, logran su primer título divisonal y también debutarán en la competencia de octubre desde que tienen nuevo nombre y sede (ex Expos). 
 
La novena con el promedio de salarios más bajo en MLB, y con el presupuesto más bajo en la Liga Americana, los Atléticos, están luchando el título del Oeste con la quinta organización con más poder adquisitivo, los Rangers (55 millones 372 mil 500 dólares de Oakland contra 120 millones 510 mil 974 de Texas, para que se den una idea), y su hazaña no ha sido solamente ese juego al estilo ‘Moneyball’, también son el equipo que más emociones ha dado a sus aficionados al tener el récord de 14 victorias por la vía walk-off (ayer aseguraron un lugar en playoffs por primera vez desde 2006). 
 
Este año los Orioles estrenaron imagen, rescatando a su ‘Oriole Bird’ que data de 1979 en su logo y como si fuera de buena suerte para quien lo hace (los Rays se ganaron un respeto al cambiar aspecto y nombre para dejar de ser los Devil Rays en 2008), hoy por increíble que parezca tienen un lugar asegurado en playoffs por pimera vez desde 1997, demostrando que en el beisbol no hacen falta los ‘big names’ para destacar (como desafortunado ejemplo están los Medias Rojas con su vendimia de peloteros y sus 92 derrotas). 
 
Y por si nos faltaba convicción para decidirnos en cuál es el nuevo año del pitcheo, el derecho Homer Bailey de los Rojos de Cincinnati lanzó el viernes el séptimo juego sin hit de la campaña, uniéndose a Johan Santana, Jered Weaver y el staff de los Marineros; y ni qué decir de la terna que formaron Phil Humber, Matt Cain y Félix Hernández, quienes hicieron que ésta sea la campaña en que más juegos perfectos se han lanzado (desde 1991 no se lanzaban siete ‘no-nos’, pero aquella vez sólo uno de ellos fue perfecto).
 
Josh
Esta temporada 2012 es la primera en la historia en que se lanzan tres juegos perfectos y en la misma campaña un bateador conecta cuatro homers en un juego (Josh Hamilton)
 
Adicionalmente, desde 1967 no ha habido un ganador de la Triple Corona de Bateo y mañana podríamos tenerlo en el madero del venezolano Miguel Cabrera, de los Tigres, quien ayer mandó a su equipo a playoffs con un homer contra los Reales y hoy lidera las Mayores en cuadrangulares (44), impulsadas (137) y en promedio (.329); al parecer su única amenaza es Josh Hamilton de los Rangers, quien tiene 43 vuelacercas. 
 
Hablando del poder de Hamilton, debemos hacer un gran paréntesis por lo que consiguió el 8 de mayo, al conectar ¡cuatro cuadrangulares en un mismo juego! Lo que sólo ha sucedido en 15 ocasiones y la última databa de 2003, cuando Carlos Delgado lo consiguió. Aquella vez Josh se fue 5 de 5 (5 jonrones en sus últimos 6 turnos) y estableció un récord de bases totales en la Americana (18). 
 
Y el parade de proezas no termina ahí, en la Liga Nacional tenemos una historia aparte protagonizada por el joven receptor de los Gigantes, Buster Posey, quien el año pasado se perdió la temporada al fracturarse el tobillo y éste ha vuelto para adueñarse de las estadísticas ofensivas de su equipo y aspirar al premio Jugador Más Valioso (MVP); hoy Posey es líder MLB en promedio, con .336 (Melky Cabrera se fue suspendido por dopaje con .346), y ya logró las 100 impulsadas. 
 
Otro momento increíble fue el del pasado viernes, cuando los ‘desangelados Angelinos’ poncharon 20 veces a los Marineros, representando un récord para la franquicia y empatando el máximo histórico para un juego de 9 entradas, todo gracias a un duelo que lanzó magistralmente Zack Greinke, quien logró 13 de éstos. 
 
Si esto parece sorprendente, el derecho de los Tigres Doug Fister sorprendió al universo beisbolero un día antes al ponchar a ¡9 bateadores seguidos! Estableciendo una marca en la Liga Americana y acercándose a la de todos los tiempos de 10 (perteneciente a Tom Seaver, 1970); quienes vimos aquel juego no podíamos más que desear más y más ‘Ks’ a su cuenta. 
 
Por hazañas no paramos, qué tal los juegos de un hit que lanzó el nudillero de los Mets R.A. Dickey (candidato al CyYoung); aquel 25 de agosto en que los Dodgers concretaron un cambio multimillonario con los Medias Rojas para llevarse a Adrián González, Josh Becket, Carl Crawford y Nick Punto (además de los previamente adquiridos Hanley Ramírez, Brandon League y Shane Victorino); qué tal el homenaje del sábado por parte de los Bravos a la leyenda viviente Chipper Jones, en presencia de otra leyenda, Hank Aaron.
 

El 29 de septiembre Michael Morse se convirtió en el primer pelotero en conectar un Grand Slam imaginario; es decir... ¡sin bat! 
 
Ahora que si queremos algo más surrealista, también lo tenemos. La tarde del sábado pasado en el Busch Stadium de San Luis fue testigo de una hazaña sin precedentes, cuando el joven pelotero Michael Morse, de los Nacionales, conectó un Grand Slam real y uno imaginario ¡en la misma entrada! ¿Suena muy loco? Veamos (en resumen) lo que pasó:
 
Morse conecta cuadrangular con las bases llenas, pero los umpires perciben que la bola está dentro del parque y lo ponen out en primera, mas tras ver la repetición se dan cuenta de que en efecto es jonrón, entonces mandan de regreso a todos los corredores a sus posiciones originales para validarlo (Bryce Harper incluso ya estaba en el dugout) y en consecuencia Morse debe tocar home para de ahí emprender su camino por las almohadillas; ya estando en el plato, el joven utilitario hizo un swing sin el madero (como para darle más realismo a la inusual situación).
 
Así, llegamos a un ‘ilusorio final’ de este recuento, y guardaré las anécdotas a nivel local para otra ocasión. Nos quedan dos días más de ballgames, ahora es momento de disfrutar cada lanzamiento y cada entrada, pues octubre, así como vaticina la gloria, también un desenlace, el cual promete ser espectacular este año. Hoy sólo esperamos al último invitado a la postemporada... ¡estamos en #OctoberBaseball!