20 noviembre, 2012

Glosario básico para el Hot Stove


Ahora que no hay juegos en los parques de pelota es el tiempo en que se intensifica otra faceta del beisbol ligamayorista, la estrategia en las oficinas de directivos y agentes para intercambiar peloteros y colocar a los que no tienen equipo.

 
La temporada de negociaciones, que se ha popularizado como Hot Stove, aún es joven hoy, por lo que movimientos como el paso de Josh Johnson, José Reyes, Mark Buehrle y Melky Cabrera a los Azulejos, o el de Torii Hunter a Tigres son sólo una introducción a otros 'blockbuster trades' que se vendrán. 
 
A continuación les presento un glosario con los términos más comunes que se van a encontrar al seguir el show de las transacciones, pues cada jugador vive una situación diferente y llega a un equipo también bajo distintos términos.
 
 
Agentes libres: se trata de los peloteros con al menos 6 años de servicio en las Mayores y cuyo contrato venció y no llegaron a un acuerdo con sus equipos. Pasado el Clásico de Otoño, hay un periodo de 15 días para que el jugador negocie un nuevo contrato con su último equipo, pero si no pactan algo éste pasa a la Agencia Libre, de donde podrá ser contratado por cualquier equipo. El jugador tiene la opción de aceptar o rechazar cualquier potencial oferta, lo que depende en muchos casos de la competencia que haya en el mercado en su posición.
 
También están los agentes libres sin restricción, y esta clasificación tiene que ver con si ya fue liberado completamente por algún equipo y puede negociar libremente, o no (los restringidos dependen de que su equipo avale los términos de su potencial nuevo contrato).
 
Qualifying offers: se trata del ofrecimiento hecho con base en el promedio de los 125 mejores salarios de peloteros el año anterior ( de 13.3 MM este 2012), que tiene una duración de un año y es, en todos los casos, la misma que se hace al pelotero; éste puede aceptarla o rechazarla, y de ser así su nuevo equipo perderá una selección en el draft. Para obtener el ofrecimiento, el jugador debió estar con el equipo toda la temporada, y si no lo recibe, puede negociar con otro equipo.
 
Compensaciones: aplican al equipo que adquiere uno o varios peloteros y debe ceder sitios en el draft (privilegio para firmar prospectos o amateurs mejores rankeados) a la organización vendedora dependiendo del tipo de jugadores  involucrados. Actualmente, los equipos con los peores récords en la última temporada son quienes tienen lugares de privilegio en el draft, por lo que algunas organizaciones más poderosas pueden adquirir las compensaciones deshaciéndose de agentes libres valiosos.
 
Draft: dependiendo del tipo de jugador que adquiera un equipo, es probable que pierda lugares preferenciales a la hora de entrar al sorteo 'draft' para fichar a prospectos, quienes vienen rankeados de acuerdo a su desempeño (similar a como sucede con los agentes libres). Por ejemplo,  esto pasará a quien se quede con Josh Hamilton, uno de los más cotizados en esta temporada muerta, pues el equipo que lo firme perderá su primera ronda.
 
Regla 5 del Draft: aquí entran jugadores que no forman parte del roster de 40 de ningún equipo, quienes deberán ser agregados al mismo al ser adquiridos y la garantía que les da es que no podrán ser enviados a Ligas Menores en toda la campaña entrante (condición que aplicaría al nuevo equipo en caso de ser cambiado). Para poder estar en esta lista el jugador debe haber sido firmado a los 19 años o más y llevar 4 años en el equipo, o bien haber sido fichado de 18 años o menos, y tener 5 con la organización. Este tipo de draft se realizará el próximo 6 de diciembre.
 
Arbitraje: se trata de un recurso para que equipos y jugadores  lleguen a un acuerdo a la hora de renovar contrato o separarse. Opera tomando en cuenta el tiempo de servicio que ha tenido el pelotero (entre tres y seis años), así como el contrato anterior que firmó; por ejemplo, un equipo no puede ofrecer al jugador un contrato menor al 80 por ciento del último firmado, si se encuentra en el parámetro. También se definen otras condiciones, como si el equipo recibiría compensación si éste es contratado por otro.
 
 
Hunter
Torii Hunter no recibió una 'oferta de calificación' por parte de los Angelinos y terminó firmando con los Tigres, quienes no perderán una selección en el draft. Si Hunter hubiera recibido la oferta, Detroit sí tendría que cederla.
 
Designado para asignación: en este caso están los jugadores que deben aguardar a si su equipo los retendrá, bajo qué términos, los cambiarán o bien los cortarán. Al poner a u pelotero en este estado, la organización tiene 10 días para decidir qué hacer con él, y la ventaja para éstas es que tienen disponible un lugar más en su roster. 
 
Lista de descalificación: aquí entran los jugadores que han violado algún termino de su contrato, lo que haría que éste pierda alguno de los beneficios contenidos en el mismo, concernientes a dinero y tiempo de servicio acumulado.
 
‘Pending physics’: dos o más equipos pueden verse involucrados en un cambio, y este podría ser uno muy atractivo, pero si el o los peloteros involucrados no pasan el examen físico de la organización a la que llegan, el canje puede venirse abajo. Una parte de la negociación es la económica, y la otra es la física (el estado de la mercancía, por así decirlo).
 
‘Ten and five rights’: esta valiosa regla para algunos peloteros veteranos se aplica para los que tienen al menos 10 años de servicio en las Mayores y han pasado los últimos cinco en un equipo, quien no podrá cambiarlos si no cuenta con su permiso explícito, aun cuando su contrato no tenga una cláusula de ‘no cambio’.
 
Cláusula de no cambio: algunos jugadores se aseguran de tener trabajo garantizado mediante esta cláusula, que implica que no podrán ser cambiados a otro equipo a pesar de un hipotético bajo rendimiento; sin embargo, en ocasiones las partes pueden llegar a un acuerdo y negociar un cambio a pesar de esta condición.
 
Jugadores por anunciar: este término se utiliza cuando en un canje se tomó en cuenta no sólo dinero, sino también peloteros; es decir que él o los jugadores llegarán al nuevo equipo a cambio de que éste envié a otro u otros, pero falta determinar quiénes serán. Se dan casos, por ejemplo, en que un pelotero llega a un equipo a cambio de hasta cinco jugadores.
 
Hasta aquí este breve repaso que nos ayudará a entender mejor cómo se negocian los servicios de los peloteros. En este punto nos quedan 131 días de espera para que vuelva la acción de Grandes Ligas, aunque no todo es sequía, pues el movimiento en oficinas siempre es atractivo para la gestación de la nueva temporada y se acercan las platicas invernales (del 3 al 6 de diciembre), en las que suelen definirse muchos contratos… hagan sus apuestas, ¡¿quien se va con quien?!