02 julio, 2013

El beisbol no es para chimpancés


Recientemente la revista científica Nature publicó un trabajo en el que explica por qué el humano es la única especie que puede practicar el Rey de los Deportes, bajo el título ¿por qué los chimpancés no juegan beisbol?... 

En realidad se trata de un artículo bastante interesante que habla de la evolución del hombro humano y su capacidad para rotar y expandirse (movimientos esenciales en el beisbol), así como lanzar a velocidad y con precisión, y el tópico sirve de introducción a nuestro tema de hoy: las habilidades y características ideales para cada posición en una novena.  
 
Para ser sinceros en el beisbol no hay posiciones fáciles (no es para chimpancés), pero cada una demanda ciertas particularidades que permitan una mejor labor. Veamos un video del trabajo citado que habla de la capacidad básica del pelotero: lanzar, y luego pasemos al ideal de cada rol. 
 

 Si algo tienen en común todos los peloteros, se cual sea su posición (excepto DH), es que deben lanzar la bola, lo cual es posible gracias a capacidades anatómicas desarrolladas por los homínidos ancestros unos 2 millones de años atrás, que en principio permitieron al humano cazar y sobrevivir, ¡y hoy hacen posible el beisbol!
 
1 / PITCHER 
SP sequence
El pitcheo es quizás la parte más importante de un equipo, por lo que, de entrada, un lanzador debe tener la capacidad de concentración y de soportar la presión. A nivel físico se dice que idealmente debe tener una estatura de media a alta, y aunque con respecto a su peso no hay una restricción específica, no debe impedirle moverse libremente y correr a alguna base en caso de ser necesario. Lo que sí es que su brazo de lanzar debe estar desarrollado con fuerza y resistencia muscular, y ser calentado adecuadamente antes de cada juego, pues será crucial para que pueda mantenerse sano. Se espera que un lanzador tenga control, equilibrio, buena vista para sincronizarse con el receptor y esencialmente confianza en sí mismo, pues de ésta dependerá totalmente su rendimiento. No está de más que el lanzador sea un buen fildeador y posea finos reflejos, pues en ocasiones él mismo tendrá que capturar la bola bateada inmediatamente y/o lanzar a alguna de las bases.
 
2 / CATCHER
Catcher collision

Haciendo una analogía, el receptor es como el cerebro de un equipo, ya que dirige al pitcher e incluso en ocasiones al cuadro, y es el jugador que ve de frente todo lo que sucede en el campo. Típicamente son de cuerpo fornido aunque no es una regla y también los hay delgados. Su herramienta fundamental es la observación y su brazo; la primera para tener una lectura de las intenciones ofensivas y poder adelantarse a lo que podría pasar, así como para determinar la forma más adecuada de trabajar a un bateador, y la segunda para poder ejecutar efectivamente las acciones que se requieran. Debe desarrollar condición física y resistencia, ya que permanecerá en la misma posición por un tiempo prolongado; adicionalmente es el único jugador que porta un equipo especial, dándole un peso adicional. La clave de todo buen receptor es que sea un líder y sepa comunicarse con su lanzador, además de que nunca se sabe cuándo habrá una jugada de choque en el plato, por lo que debe ser fuerte físicamente para resistir colisiones (y ante todo no temer a éstas). El catcher domina y conoce todas las reglas y 'trucos' del juego; por ejemplo, trabajar la zona de strike.
 
3 / PRIMERA BASE
1b splits 
Si un jugador necesita desarrollar flexibilidad es el primera base. Todos hemos visto la clásica jugada en que éste se abre de piernas y estira su brazo para poder capturar y poner out a un corredor, por lo mismo, también se espera que sea alto y tenga largas extremidades. Aunado a esto, debe poseer una gran coordinación corporal para ejecutar de forma natural las jugadas y un buen cambio de pies. Los buenos reflejos también son una habilidad esencial en esta posición, desde la cual puede incluso aprenderse a leer a los bateadores. Se dice (sólo se dice) que es una posición ideal para zurdos, pues con el guante en la mano derecha cubren más terreno fair y no deben girar al tirar a otra base. El inicialista debe saber rápidamente cómo posicionarse para recibir la bola de la mejor manera.
 
 4 y 6 / SEGUNDA BASE y SHORTSTOP 
2b jumps

Generalmente los camareros y paradores en corto son de estatura mediana e incluso baja, esto se debe a que necesitan ser muy ágiles y ejecutar fildeos y jugadas a ras de suelo sin problema. Más allá de las características físicas, para ambas posiciones se requiere esencialmente excelentes reflejos, dado que las líneas pueden salir a gran velocidad, y brazos fuertes (sobre todo el short) con gran coordinación para poder lanzar la bola rápidamente a una base y en la dirección apropiada (la mayoría de las veces no tendrán tiempo de acomodarse para tirar y lo harán tan pronto capturen la bola). Son dos posiciones donde es muy difícil no cometer errores, pero también dan la oportunidad para que los peloteros se luzcan a la defensiva. En todas las posiciones se requiere entender completamente el juego, pero para estas dos es fundamental, anticiparse y tomar rápidamente la decisión correcta al lanzar, además de que deben estar sincronizados para jugadas como dobles matanzas.
 
  SS dives
El shortstop tiene una labor similar al camarero (aunque con un tanto más de fuerza)... el uniforme nunca permanecerá limpio 
 
5 / TERCERA BASE
3b stop
Saber colocarse, predecir, reaccionar, bloquear, atrapar, fuerza, precisión, seguridad... son algunas características básicas que todo antesalista debe poseer. Hay posiciones que demandan reacciones inmediatas y otras en las que se tiene un poco más de tiempo para reaccionar; el tercera base pertenece al primer grupo. Al ser el 'último filtro' antes del home, su labor es crucial para evitar o permitir una carrera. No hay mucho margen de error. Físicamente quien cubre esta almohadilla suele ser alto y fornido, pues se requiere cubrir la mayor parte de espacio posible y a la vez poder resistir a los fuertes impactos de las líneas. El trabajo de un tercera no siempre es limpio, si consigue bloquear la pelota es algo positivo. Su ubicación varía dependiendo del tipo de bateador en turno (de contacto o poder), y siempre debe tener en mente todas las posibilidades que pueden surgir súbitamente.
 
3b barehand
La labor de un antesalista nunca es rutinaria y no siempre tiene tiempo de atrapar con el guante
 
7, 8 y 9 / JARDINEROS
OF home run robbing
 
Aunque cada jardinero tiene un rol específico, su habilidad primordial debe ser poder atrapar la pelota bajo cualquier circunstancia, lo cual, aunque sea muy bueno con el guante, no es posible si no posee velocidad para alcanzar las bolas o un brazo poderoso para hacerlas llegar a donde se requiera. Físicamente la posición demanda que no haya exceso de peso y una estatura de media a alta para poder ejecutar atrapadas sobre la barda o que requieran estirarse o aventarse por la pelota. El jardinero central, al ser el que más terreno debe cubrir, es el líder en esta posición, y deben saberse comunicar efectivamente entre ellos para determinar quién capturará la bola y evitar errores o accidentes. 
 
¿Listos para probar la teoría evolutiva y saltar al campo?