17 septiembre, 2013

Novenas 'vestidas para matar', pero...


Los Angeles de Anaheim están 15 juegos del líder en el Oeste de la Americana, Azulejos son sotaneros en el Este con marca negativa, Filis con todo y su otrora rotación 'letal' marchan condenados al fracaso y no caen más gracias a Mets y Marlines, siendo estos últimos equipos los más claros ejemplos de que no siempre el que más gasta, más gana.
 
A menos de dos semanas de concluir la temporada regular de Grandes Ligas, las divisiones presentan un panorama muy distinto al que se esperaba para algunas organizaciones que llegaron 'vestidas para matar' a los campos de primavera y hoy sólo han dado amarguras a sus aficionados.
 
Veamos cómo lucen estos equipos y qué contribuyó al mal desempeño. Para ustedes, ¿cuál es el peor fracaso?:
 
Estos Ángeles no van al cielo 
 
En teoría, cualquier equipo que tenga en el orden a Albert Pujols, Josh Hamilton y el recién llegado al estrellato Mike Trout representaría una seria amenaza; sin embargo, los Angelinos distan de serlo y aunque han gastado más de $450 millones de su payroll de $127, 896, 250 en adquirir ‘big names’ y dar contratos multimillonarios a los recién llegados, ya han estado varias veces incluso abajo de los Marineros en el standing.
 
Las lesiones los han mermado últimamente, pero el mal paso comenzó desde antes de que Pujols padeciera su fascitis plantar que lo dejó fuera el resto de la temporada o perdieran a otras piezas como Peter Bourjos (cirugía en muñeca), Sean Burnett (cirugía en mano) o el relevista Kevin Jepsen padeciera apendicitis. El arribo de Brad Hawpe de Colorado, Tommy Hanson de Bravos, Jason Vargas de Marineros y los hoy veteranos Joe Blanton y Mark Lowe, resultaron insuficientes para catapultar al equipo, que se puso a gastar en grande empezando con el mánager Mike Scioscia, a quien dieron un contrato por 10 años con opción a 2018.
 
Angels
A principios de año el orden de Anaheim parecía intimidante
 
Albert Pujos llegó a la baja y sigue a la baja; CJ Wilson, a quien adquirieron un año atrás apenas comienza a desquitar sueldo; Hamilton no ha podido encontrar el ritmo que perdió en la postemporada pasada con Texas y sus $125 millones por 5 años parecen excesivos en este panorama. Una marca de 73-77, ser décimo primeros en cuadrangulares (156) y estar entre las 6 peores efectividades colectivas en las Mayores (4.26) no parece reflejar para nada a un equipo pintado a su ciudad como un ‘aniquilador’ de novenas.
 
Azul sin brillo
 
Cuando los Azulejos adquirieron al Cy Young de 2012, RA Dickey, a José Reyes, Melky Cabrera, Josh Johnson y Mark Buehrle, automáticamente generaron la expectativa de un equipo sólido que finalmente podría competir con Yankees, Medias Rojas y Rays. La mala para ellos es que sus rivales también crecieron y han encontrado esta campaña mejor fortuna al grado de que hoy todos menos Toronto aspiran a la postemporada.
 
BlueJays
Con los recién llegados más las estrellas de casa, Toronto pintaba para impactar
 
La única novena canadiense en las Mayores ha perdido a su pilar José Bautista por lesión en cadera, aunque éste tampoco estaba teniendo su campaña más espectacular. El polémico Melky Cabrera también tuvo que dejar los parques por un tumor benigno en columna y Josh Johnson (igual lesionado) dejó su forja en 2-8 con 6.20 de efectividad, la peor en toda su carrera. El equipo marcha 68-81 y el experimento fue fallido, ¿Marlines V. 2.0?
 
Callaron las campanas
 
Aunque ligaron racha de cinco años consecutivos llegando a playoffs (de 2007 a 2011), los Filis -por ahora-, no pintan más para la fiesta grande y este 2013 acumularán dos temporadas que se queden como espectadores en octubre. Lo irónico del caso es que Cliff Lee ha resurgido este año y va 13-6 con 2.97 de efectividad; en contraste, el resto del staff de abridores tiene números negativos. Adicionalmente perdieron a Ryan Howard (lesión en rodilla), Jonathan Papelbon (inflamación en hombro) y a Ben Revere con fractura en pie.
 
Phillies
La frustración ha sido una constante para Filadelfia este año
 
En una división donde los Nacionales no son ya más un equipo de 'trámite' y parece ser que comienza la era de los Bravos, Filadelfia tendrá que reestructurarse para la próxima campaña o estará destinado al tercer puesto (aún así es difícil caer más abajo que Mets y Marlines), y lo que es peor siendo el tercer equipo con la nómina más alta (165,385,714 USD). La salida del mánager Charlie Manuel del equipo también lo afectó anímicamente.
 
Nuevo todo... mismo fracaso
 
Los Marlines de Miami han pasado a la historia en su corta vida pero no por alguna hazaña, sino por el terrible fracaso que ha sido el equipo a pesar de que se le invirtió un payroll de más de 100 millones de dólares en reestructurarlo y moverlo de sede para atraer a más aficionados (tan sólo el nuevo parque costó 634 millones de dólares). Al principio de la temporada anterior iban y venían de los vestidores nuevos nombres como José Reyes, Heath Bell, Mark Buehrle, Carlos Zambrano y Carlos Lee, pero el despunte nunca llegó y los peces fueron pescados.
 
Marlins2
Pese a tener el parque más nuevo en las Mayores, los Marlines no logran llenarlo y el equipo tampoco reacciona
 
Ni siquiera pudieron ganar la serie inaugural en su estadio contra Cardenales y lo peor es que tampoco la gente en Miami ha respondido ante tal desempeño, por lo que es común ver semivacío el Marlins Ballpark, tal como sucedía con el Sunlife Stadium (el equipo pasó del lugar 28 al 18 en asistencia en su primer año, aun así bajo para la inversión que hubo). En 2012, apenas iniciaba la nueva fasceta del equipo y el ex mánager Ozzie Guillén ya traía en contra a la comunidad cubana y el punto de quiebre fue a principios de este año cuando se desmanteló el equipo y buena parte de peloteros se mudó a Toronto.
 
Pierden la pulcritud
 
Desde 1989 los Medias Blancas no terminaban en el sótano, pero muy probablemente lo harán este año. A pesar de tener un roster en teoría competitivo, la novena de Chicago no ha podido salir de su letargo y todo apunta a un factor de motivación. Incluso una de sus figuras, Adam Dunn, ha dicho que no siente la misma emoción al jugar y podría retirarse por ello. Ya han pasado ocho años desde aquel campeonato conseguido por barrida ante los Astros, pero el equipo no ha vuelto a ser tan contundente.
 
WhiteSox
El ambiente en la caseta de los Medias Blancas no es el mejor en estos días
 
Para tener un payroll de 119,073,277 USD (octavo en las Mayores), sumar tres viajes a postemporada en 13 años parece insuficiente, y hoy marchan penúltimos en carreras anotadas (542), en el lugar 23 en cuadrangulares (129) y 18 en ERA colectiva (3.95). A Chicago le urge renovar su cuerpo de lanzadores y resarcir los huecos que dejaron Jake Peavy, Mark Buehrle, y jugadores como A.J. Pierzynski y Carlos Quentin.
 
¿Meet the Mets? 
 
Pasan los años y los Mets siguen suspendidos camino a... ¿a dónde? El equipo carece de una rotación sólida a pesar de que Matt Harvey emergió este 2013 como la estrella en la loma (sin soporte), y hoy en día la mayoría de su roster lo conforman jugadores jóvenes. Pero, de playoffs... es mejor no hablar (su última aparición fue en 2006 y es la única en 12 años, y de Series Mundiales menos (su título más reciente data de 1986).
 
Mets
Los fans de los Mets han sido los más golpeados por el mal desempeño del equipo
 
Unos cinco años atrás todavía gozaban de un payroll fuerte que les permitió adquirir a jugadores como Jason Bay, Billy Wagner, J.J. Putz, Gary Sheffield y Francisco Rodriguez,estelares en su momento, pero la administración no fue buena y han caído al sitio 23 entre todas las organizaciones (cuentan con 2,446,555 USD).
 
Lesiones como las de Johan Santana y Matt Harvey los han limitado un poco, pero el problema de raíz está en que no han sabido invertir, y al parecer no han aprendido la lección, pues sus adquisiciones más recientes son el nipón Daisuke Matsuzaka y su exhorbitante 6.12 de efectividad este año (4.58 en 7 temporadas MLB), así como el recién cortado por Marineros, Aaron Harang, con quienes se fue 5-11 con 5.76. Desde luego serían sotaneros de su división con su 67-82, si no fuera también por Miami.