26 octubre, 2010

Destronan Rangers y Giants en sus ligas y brindan un Clásico inédito

-

Unas mil 718 millas separan las ciudades de Arlington y San Francisco, pero en este octubre han quedado ligadas por la ilusión de que Rangers y Giants consigan por primera vez un título de Serie Mundial en su historia*, luego de haber eliminado cada uno a los actuales campeones de su liga.

Fue dramático, fue pero al final Rangers lograron imponerse a Yankees en una serie en la que quedó establecido que la fortaleza de Texas radica en su ofensiva.

Para llegar al Clásico de Otoño anotaron un total de 59 carreras, 38 de estas contra New York; Hamilton conectó 4 cuadrangulares contra estos, Nelson Cruz produjo 5 carreras y Elvis Andrus se robó 4 bases en la Serie de Campeonato, para poner a tono al equipo aun cuando Guerrero (batea para .267 en postemporada) y Kinsler (.342) no explotaron.

La victoria sobre los actuales campeones permitió que el zurdo Cliff Lee, que no recibió ninguna carrera en la Serie de Campeonato, participe en su segunda Serie Mundial consecutiva (jugó en 2009 para Philadelphia) y Bengie Molina, cuyo bate está encendido (.333 de promedio en postemporada), enfrente irónicamente al equipo con el que inició la temporada, San Francisco, y el mismo a quien ya venció una vez en Serie Mundial, algo inédito en la historia de las mayores.

Para estos últimos el camino fue menos cómodo y su trayecto al Clásico de Otoño evidencia lo que podría considerarse la parte sólida del equipo, el cuerpo de lanzadores.

Los Giants ganaron 6 y perdieron uno de sus 10 juegos de postemporada por la mínima diferencia, mostrando una clara dependencia del pitcheo de Tim Lincecum (16 ponches contra Filis) y Matt Cain con su 0.00 de efectividad, así como del buen momento de Cody Ross (.350 y 5 impulsadas en la Serie de Campeonato) y Juan Uribe, que bateó para .214 con un cuadrangular, pero éste último decisivo en el sexto juego en Citizens Bank Park para destronar a Philadelphia.

Al final de las Series de Campeonato los jardineros Josh Hamilton (.350 de promedio y 6 anotadas) y Cody Ross (.435 de porcentaje con hombres en base) fueron nombrados Jugador Más Valioso (MVP), y un total de 17 cuadrangulares y 32 carreras recibidas son la carta de presentación al Clásico de Otoño de unos Rangers que por primera vez en su historia, y en su 50 aniversario como franquicia, terminaron con el imperio que los Angelinos habían creado en el Oeste de la Liga Americana; mientras que 6 jonrones y 28 permitidas introducen a los Giants a la Serie Mundial por cuarta vez en su historia desde que el equipo llegó a San Francisco en 1958, y buscarán su primer título tras la derrota precisamente con Los Angeles en 2002.

No sólo se trata de un Clásico de Otoño inédito, es también el debut en Serie Mundial de 23 de los 25 peloteros de Rangers proyectados en el roster, contando con este tipo de experiencia sólo su receptor Bengie Molina (Angels en 2002) y Cliff Lee (Phillies en 2009), mientras que los Giants llegan al Clásico con cuatro peloteros experimentados, Édgar Rentería (Marlins en 1997 y Cardinals en 2004), Juan Uribe y Aaron Rowand (White Sox en 2005) y Javier López (Red Sox en 2006), y el resto de sus 21 compañeros verán acción por primera vez.

Elvis Andrus, que ha robado bases a placer esta postemporada (7), se enfrentará al candidato a Novato del Año, el receptor Buster Posey, que aunque ha tenido buenos números a la ofensiva (está empatado en el liderato del equipo en hits, con 11) ha permitido 7 robos, en tanto que al receptor de Rangers Bengie Molina le han robado base en 5 ocasiones en esta postemporada; San Francisco sólo se ha llevado la almohadilla en 3 ocasiones (15 veces lo ha hecho Texas).

Así, la plataforma está puesta para Rangers y Giants y la presión podría hacer que los 7 y 6 errores respectivamente de ambos equipos en postemporada aumenten y asimismo obliguen a los mánagers Ron Washington y Bruce Bochy a la máxima agudeza; parece difícil que se vuelvan a ver tantos intentos de robo de Texas y a abridores relevando por San Francisco o tres dobles-cambios en un juego.

Mas se trata de dos equipos excéntricos, acostumbrados históricamente a perder y que en este 2010 están "dressed to kill"; la mezcla de poder con juventud y experiencia que hay en Arlington colisionará con la química del equipo de Bay Area y la motivación que sus fanáticos imprimen entrada por entrada en AT&T Park, donde este miércoles 27 se cantará ¡playball! a la 106 edición del Clásico de Otoño.

El evento de gala para los amantes de Rey de los Deportes está por comenzar, Cliff Lee (24 entradas trabajadas en estos playoffs, 34 ponches y 2 carreras permitidas) enfrentará a Tim Lincecum (1.93 de efectividad con 30 ponches y 6 carreras permitidas) en el primer juego de la Serie Mundial.

Es octubre, el mes de las hojas suspendidas; es octubre, el mes de los colores pardos y frío al atardecer; es octubre, el mes que perpetua los parques de pelota.



*Los Giants no han ganado ningún título de Serie Mundial desde que llegaron a San Francisco provenientes de New York.
-