04 septiembre, 2011

Temibles Comodines

-

A estas alturas de la temporada, resulta difícil imaginar que alguien pueda desplazar a los actuales líderes de la lucha por la Wild Card de las Mayores, que en la Liga Nacional muy probablemente será para Atlanta, y en la Americana para Boston o Nueva York.

Con menos de 25 encuentros por disputar a cada equipo, una ventaja de más de 9 juegos sobre el segundo lugar en la carrera por el Comodín en el caso de Boston, y de 7.5 para Atlanta, e incluso un récord superior a las novenas que encabezan las divisiones diferentes a las suyas, los Bravos y los Yankees o Medias Rojas parecen invitados seguros a la postemporada.

La última vez que un equipo que avanzó a playoffs como Comodín y consiguió el campeonato fue en 2004, cuando los Medias Rojas de Boston se coronaron al barrer a los Cardenales en la Serie Mundial; en ese año, terminaron con mejor récord que los líderes de la Central y Oeste de la Liga Americana (Mellizos y Angelinos).

En 2007 los Rockies de Colorado llegaron a postemporada haciéndose con la Wild Card de la Nacional, y en consecuencia llegaron a la Serie Mundial logrando un subcampeonato; nuevamente, ese año terminaron la campaña regular con mejor récord que los líderes en el Este y Central (Filis y Cachorros).

Los Yankees clasificaron a playoffs en 2010 como comodines de la Americana, y aunque la premisa de tener mejor récord que los líderes de las otras divisiones se cumplió (terminaron encima de Mellizos y Vigilantes), no pudieron llegar a la Serie Mundial; sin embargo su ventaja no era tan amplia como la que los actuales líderes de la Wild Card tienen.

Desde luego nada está escrito, pero lo cierto es que desde 2007 la Wild Card de la Americana ha sido para algún equipo del Este, y este año parece que también quedará en el sector, en Yankees o Medias Rojas. En cuanto a la Liga Nacional, el panorama luce próspero para Atlanta.

Hasta hoy los Bravos son segundos en el Este de la Nacional, detrás de unos Filis que ostentan el mejor récord de todo el circuito (88-47), mas no sólo son sublíderes en su división, comparando su marca con la de Cerveceros y Diamantes (líderes en la Central y Oeste respectivamente), hasta hace dos días era mejor que la de Milwaukee y hoy es superior a la de Arizona; juegan pelota de .587 con 81 victorias y 57 derrotas, en tanto que Milwaukee tiene la misma cantidad de tropiezos y apenas este fin de semana pudo superarlos por 2 victorias, y Arizona tiene 79 triunfos con 60 tropiezos.

Para Medias Rojas, hoy segundos en el Este de la Americana, pero alternando la cima con Yankees, el camino a la postemporada también luce próspero. Independientemente de quién gane esta división, el segundo lugar jugará con toda probabilidad pelota en octubre. Boston tiene 84 victorias y 54 derrotas, y también tiene mejor récord que los líderes en la Central y el Oeste, con 77 victorias y 62 derrotas de Tigres y 79-61 de Vigilantes.

Mas la supremacía de las novenas del Este de ambas ligas que contienden por el Comodín no sólo concierne a los números colectivos, su dominio es tal que, por ejemplo, el novato de Atlanta Craig Kimbrel es líder en Salvamentos con 42, y Curtis Granderson ha tenido una campaña de ensueño con los Mulos, encabezando el sector de Impulsadas con 107 y alternando el liderato de cuadrangulares (38) con José Bautista de Azulejos (39).

La clave para Atlanta será que el encendido camarero Dan Uggla, actual líder del equipo en impulsadas con 70, y en cuadrangulares con 32; el receptor Brian McCann y la revelación en la inicial, Freddy Freeman, sigan impulsando; si Chipper Jones y Martín Prado se mantienen sanos, los Bravos podrían ser la segunda novena a temer en la Liga Nacional, pues además tienen solidez en el montículo con Tim Hudson (encabeza al staff en triunfos, con 14), con Jair Jurrjens y su 2.96 de efectividad y el joven Tommy Hanson, que tiene la mayor cantidad de ponches del equipo, con 142.

A nivel colectivo los Yankees son el equipo con más jonrones de todo el circuito, al sumar 189, mientras que los Bravos son terceros en efectividad con 3.37, sólo detrás de Filis y Gigantes; aunque sí son primeros en ponches al sumar mil 151 y también en Salvamentos (48 en total).

Si Yankees pasa como Comodín, tendrá la seguridad de ser el equipo con la mejor producción ofensiva; si son los Medias Rojas los que se hacen con la Wild Card, el panorama no será tan distinto, aunque su staff de pitcheo no es de los mejores (ocupan el lugar 19 en efectividad colectiva, con 3.94), a la defensiva no tienen problemas y sólo han cometido 67 errores (cuarta novena con la menor cifra); en cuanto al bateo tienen más hits que ninguna otra organización (mil 352) y están detrás de Yankees en impulsadas (suman 704). A nivel individual destaca Adrián González, registrando el mejor promedio de bateo de las Mayores con .342 y Josh Becket con una efectividad de 2.54.

En los últimos años quien se hace con el Comodín y concluye la campaña con marca superior a los campeones de otras divisiones, termina en Serie Mundial. Este año Yankees y Medias Rojas en la Americana, y Bravos en la Nacional, se perfilan para llenar el requisito… ¿será que el campeón puede venir de este sector?

Tenemos menos de 25 jornadas de temporada regular, los parques de pelota de las novenas contendientes lucen abarrotados y sólo el Este y Central de la Nacional parecen definidos (Filis y Cerveceros con cómoda ventaja de 8.5 juegos cada uno); en los sectores restantes nos espera un intenso cierre. En este punto preguntas hay de todo tipo: ¿podrá Cleveland remontar y clasificar a playoffs por segunda vez en 10 años?, ¿son los Vigilantes de Texas la nueva potencia en el Oeste de la Americana?, ¿los campeones Gigantes podrán resurgir como lo hicieron en septiembre del año pasado y colarse a la postemporada imponiéndose a Diamantes?

Septiembre nos lo dirá, estamos en el preludio a la fiesta grande del mejor beisbol.
-