08 mayo, 2012

Tradición y modernidad en los parques de pelota!

Desde los llamados Campos Eliseos, un terreno a cielo abierto en Nueva Jersey donde jugaron los Knickerbockers (el primer equipo organizado de beisbol formado en 1842); pasando por el Union Grounds en Brooklyn (el primer parque de pelota delimitado por vallas); hasta los estadios de la Era Dorada (1909-1923) como el Shibe Park de Filadelfia y el Forbes Field de Pitssburgh, pasando por una época de sequía en que no se construían nuevos parques y luego la era moderna en que muchos fueron hechos de golpe... hoy podemos contar más de 70 parques de pelota activos y no activos que han albergado los inicios e historia del beisbol ligamayorista.

A continuación haremos un viaje fugaz en el tiempo para conocer de dónde viene ese aroma a viejo que uno respira cuando visita un parque, ¡así que pueden ir por sus palomitas y cacahuates endulzados y poner “Take me out to the ballgame” de fondo!

Allá por 1840 los Knickerbockers comenzaron practicando en el entonces Madison Square de Manhattan, pero el crecimiento urbano orilló a que se trasladaran a los “Elysian Fields”, y ahí jugaron por un par de décadas, entre una popularidad creciente del Rey de los Deportes y la primera tarifa cobrada por ver un juego, de unos 50 centavos por persona. Posteriormente, el empresario William Cammeyer construyó el Union Grounds en 1862 y fue cuestión de años para que los parques de pelota llegaran a todo el territorio norteamericano.

 

Elysian Fields FINE ART AMERICAEl 19 de junio de 1846 se realizó el primer juego de beisbol organizado, en el 'Elysian Fields' de Hoboken, Nueva Jersey.

 

Hoy aún podemos contemplar un poco de esa historia en el recién centenario Fenway Park de Boston (abierto en 1912) y el Wrigley Field de Chicago (abierto en 1914), ambos pertenecientes a la llamada “Época Dorada del Parque de Pelota”. Sin embargo, otros estadios ya están en desuso e incluso muchos han sido demolidos, dando paso a una “Nueva Era”, en que su ubicación está dentro del área urbana y no en los terrenos lejanos, como antes sucedía.

Sin embargo, llegar a ello no fue fácil.

El gran enemigo de los parques de pelota en el Siglo 19 era el fuego, y arrasó con el Union Base-Ball Grounds de Chicago, el Washington Park en 1889 y el National League Park y League Park de Cleveland en 1890 y 92 respectivamente. Por lo mismo, se considera que 1894 fue el “Año trágico de los parques de pelota”, pues entre sus víctimas estuvieron el Boston’s South End Grounds, el West Side Grounds de Chicago, el Philadelphia Baseball Grounds, Baltimore’s Oriole Park y muchos otros padecieron algo similar debido a su construcción a base de madera; incluso el Fenway Park padeció incendios en 1926 y en 1934, y esto contribuyó a que desde entonces se sustituyera la madera por concreto en las instalaciones.

 

South End grounds boston 19CBASEBALL COM okEl South End de Boston fue una de las víctimas del 'Año trágico de los parques de pelota', en que varios se incendiaron en 1894

 

Mas no sólo el fuego propició la extinción de los viejos parques, el crecimiento urbano y la expansiva popularidad del beisbol orillaron a la construcción de nuevas instalaciones con mayor capacidad para los espectadores, y de más fácil acceso. Sin embargo, antes de que eso fuera posible hubo una sequía de parques; en los 30 años siguientes a la construcción del viejo Yankee Stadium (en 1923), sólo fue construido un parque de pelota, el Cleveland Stadium, originalmente hecho para la justa olímpica. La Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial obligaron a que los equipos optaran por restaurar, en lugar de construir.

¿Pueden imaginar que el uso del automóvil y la mudanza de equipos a otras ciudades y con nuevo nombre ayudaron a que se hicieran nuevos parques? Entre 1953 y 1961 seis equipos cambiaron de sede y construyeron nuevos parques, o bien remodelaron otros existentes y los adaptaron para el juego. Y llegó la… ¿luz? No tanto así...

 

Huntington Avenue GroundsEn los 1860’s los estadios tenían zonas de estacionamiento… ¡para carruajes! En la foto el Huntington Avenue Grounds

 

De 1960 a 1980 fueron abiertos 18 nuevos estadios, gracias a la expansión en ese entonces de 16 a 26 equipos en la Major League Baseball (MLB) y los asistentes pasaron de los 20 mil que hubo en promedio en el Siglo 19, a 30 millones de espectadores para 1973; aunque esta expansión no agradó a todos los fanáticos, quienes nostálgicamente vieron desaparecer el Shibey Park, el Forbes Field, Crosley Field, Sportsman’s Park y el clásico Polo Grounds en Nueva York, y acusaron la llegada de parques “modernos”, techados o con un pasto sintético, o bien adaptados al beisbol, pero no hechos exclusivamente para él; sin esencia.

 

Polo NYTIMESLos primeros parques de pelota tenían zonas cercanas a los jardines donde los asistentes veían el juego parados. Foto: el clásico Polo Grounds de Nueva York

 

Esta “Época Oscura” del parque de pelota podríamos decir que terminó definitivamente con la apertura del Camden Yards en Baltimore, en 1992. El nuevo hogar de los Orioles marcó una nueva tendencia para los parques recién construidos: fue hecho exclusivamente para beisbol, con un diseño retro a base de ladrillo y acero y, lo mejor, ubicado en el centro de la ciudad.

(Aunque ésta sea la “Época Oscura”, debemos decir que hubo un tiempo en que literalmente los parques lucían a oscuras, pues no había iluminación en éstos. Así, 1880 fue un año clave, pues un jueves de septiembre de 1880 se disputó el primer juego nocturno de beisbol en un lugar llamado Nantasket Beach, en Massachusetts, y aunque se criticó que la iluminación no fue suficiente, el evento marcó un antes y después; ahora el beisbol ya no sería exclusivo del día). 

 

Fenway Park THEATLANTICCITIESEl primer juego de beisbol de noche y con iluminación se disputó en 1880. En la foto el Fenway Park, con 100 años de historia y el más viejo hoy en día en las Mayores

 

A la joya arquitectónica del beisbol en Baltimore le siguieron el Progressive Field de Cleveland, el Rangers Ballpark en Texas, el Coors Field de Colorado y otros que combinan tradición y modernidad, como el Chase Field de Arizona, el Safeco Field de Seattle y el sustituto del Astrodome, el Minute Maid Park de Houston.

 

Astrodome-game- SWAMPLOTEl Astrodome de Houston, con pasto sintético 'Astroturf', fue el primer estadio techado en las Grandes Ligas. Aunque no agradaba tanto a los aficionados más tradicionales 

 

Camden yards FLICKRCon el Camden Yards de los Orioles se retomó un estilo arquitectónico retro para los nuevos parques

 

Hoy en día podemos ya contemplar suntuosidades beisboleras como el AT&T Park de San Francisco, con vista a la bahía; el PNC Park de Pittsburgh junto al Río Allegheny y el Great American Ballpark de Cincinnati, vecino del Río Ohio. En el Safeco Field de Seattle es mágico ver el juego y escuchar de repente a los barcos llegar al puerto.

Con mejores vistas, techo corredizo, aire acondicionado, pantallas, museos, audio en los baños, área de juegos y diversas opciones para comer o beber, en la actualidad simplemente es un placer agregado acudir a un duelo ligamayorista. No sólo podemos disfrutar de nuestro deporte, también respirar la magia, tradición y modernidad en torno al juego.

 

ATT PARK FLIRCKREl AT&T Park de San Francisco, hogar de los Gigantes, es considerado uno de los más hermosos parques de pelota en la actualidad

 

Las medidas del terreno también han variado con el paso del tiempo (así como las reglas), hoy nos sorprendemos, por ejemplo, con un cuadrangular arriba de los 400 pies, pero el West Side Grounds registraba 560 pies por el jardín central y el Huntington Avenue Grounds ¡635! Lo que en su momento se atribuye como causa de la “Era de la pelota muerta”, pero esa es otra historia.

El Marlins Ballpark de Miami es el último en la lista, abierto apenas este año y con todas las comodidades que uno pueda imaginar al interior.

¿Cuál será el próximo? Por ahora todo apunta a los Atléticos, si se mudan a San José, California, deberán contar con un nuevo hogar. En tanto, el parque de pelota más criticado en la actualidad es el Tropicana Field de Tampa (techado, oscuro, con piso artificial y un techo que suele intervenir en las jugadas), por lo que podría ser el próximo a desaparecer junto con el Coliseum (en Oakland). Una nueva sede para los Rays no suena imposible, aunque sí difícil, pues la organización aún no toma una decisión y podrían pasar muchos años para hacerlo.

 

Miami ballpark POPULOUS COMEl Miami Ballpark es el parque de pelota recién nacido en las Mayores, abrió sus puertas este 2012 y, contrario a la tendencia en los últimos años, tiene un estilo moderno

 

Hasta aquí llega nuestro viaje en el tiempo, uno nunca terminará de conocer desde los terrenos improvisados donde se practica la pelota hasta la "personalidad" propia de cada parque construido, en cada país, y con una afición diferente que es quien imprime el toque particular a cada sede. Hoy sólo podemos imaginar la emoción de esos primeros espectadores del Siglo 19 equiparándola con la nuestra al entrar al parque de pelota, en cada ¡playball!