29 agosto, 2012

They live!


Parecía que estaban en picada, sus mejores números eran como una vieja leyenda y no veíamos cómo podían resurgir, pero hoy están nuevamente en el top de las estadísticas y liderando a sus equipos en las aspiraciones de postemporada. Veamos algunas historias de peloteros que por lesiones o bajo rendimiento estaban en el "limbo beisbolero" pero en este 2012 demuestran que... ¡aún están vivos!
 
Nuestro recuento inicia con el receptor de los Gigantes y Novato del Año en 2010 Buster Posey, quien a pesar de que ya es una superestrella apenas está jugando este año su primera temporada completa, ya que en 2009 sólo participó en 7 juegos, un año después fue subido ya iniciada la campaña y en 2011 se fracturó el tobillo izquierdo con desgarre en ligamentos, poniendo pausa prolongada a su carrera.
 
El joven receptor, de 25 años, es el corazón ofensivo de San Francisco ante la ausencia del dopado Melky Cabrera. Está bateando para .328, con 19 cuadrangulares y 80 impulsadas, liderando por mucho a su equipo, cuyos aficionados bien le retribuyen en devoción.
 
Otro caso para celebrarse es el del lanzador de los Nacionales Stephen Strasburg, quien capturó los flashes en 2010 con su debut al ser el prospecto mejor ranqueado, pero desafortunadamente su recta, que logra las 100 millas por hora, fue apagada un año después por cirugía Tommy John, de la cual se recuperó hasta septiembre y se fue con marca de 1-1. Mas este 2012 es definitivamente su año y el de su equipo, que está a la cabeza del Este de la Nacional gracias a su 15-5 y 2.85 de efectividad, y además es cuarto en ponches, con 183, y un candidato con altas posibilidades de CyYoung.
 
Y si de regresos espectaculares hablamos, debemos incluir al boricua Carlos Beltrán y quitarnos la gorra ante sus 28 cuadrangulares (líder de su equipo), 85 impulsadas y el papel protagónico que ha adquirido en unos Cardenales para quienes Albert Pujols es hoy solo un recuerdo. Tras venir de tres temporadas para el olvido, Beltrán ha encontrado el lugar idóneo en la conocedora afición de San Luis, mismo que no halló con los Mets ni con Gigantes en 2011.
 
 
Comeback
En la temporada anterior año Posey, Strasburg, Beltrán, Dickey y Dunn pasaban desapercibidos por las Mayores y hoy son protagonistas
 
Pero nuestra lista no para, y tenemos también a un lanzador que pasó de las 8 victorias y 13 derrotas, con efectividad de 3.28 en 2011, a 16-4 y ERA de 2.76 en la campaña en curso... hablamos del único nudillista "vivo" en las Mayores, R.A. Dickey de los Mets, quien incluso ha coqueteado con el no-hitter y también figura en la contienda por el máximo galardón para un pitcher. Aunque los "atormentados" Mets no responden y están por añadir otra temporada perdida a su historia, el veterano de 37 años es motivo suficiente para acudir al Citi Field.
 
El infielder dominicano Edwin Encarnación, de los Azulejos, también merece mención especial, pues está teniendo la mejor campaña en sus ocho años de carrera y de entrada pasó de 17 jonrones el año pasado, a 34 en éste, y es tercero en todas las Mayores, sólo detrás de otro madero de alto calibre que también ha regresado a su mejor forma, Adam Dunn de los Medias Blancas, quien suma 38 y es el máximo jerarca en la materia.
 
Ambos peloteros están arrasando en el sector ofensivo de sus equipos, muy por encima del resto de sus compañeros. Para Dunn ésta puede representar también la mejor campaña de su carrera, pues está a 6 homers de su marca lograda en 2004. Ya se extrañaba al "Big Donkey", como lo apodan, en la caja de bateo, pues el año pasado sólo logró 11 jonrones, con .159 de promedio y raquíticas 42 impulsadas, y muchos daban por terminada su época de esplendor.
 
Una cirugía de hombro lo marginó de la loma por casi un año, regresó este 2012 para lanzar un juego sin hit y, desafortunadamente, acaba de volver a la Lista de Inactivos ahora por lesión en la espalda... hablamos del venezolano Johan Santana, que ha probado que su cambio sigue siendo letal aunque sus números no avalen la idea de que regresó con todo (se fue con marca de 6-9 / 4.85). Volver de una lesión tras estar inactivo y hacer lo que Johan logró el primero de junio (no-no) lo agradecen no sólo los Mets, sino todo el universo beisbolero. Con 33 años, en teoría todavía podemos esperar otro regreso y un incremento a su forja de 139-78 de por vida.
 
Cuando Mat Latos tuvo su primera campaña completa en las Mayores, con los Padres, nos sorprendió a todos con su 14-10 / 2.92 en 2010; sin embargo, un año después nos decepcionó al terminar con 9-14 / 3.47. Hoy podemos contarlo nuevamente entre los resurgidos y al cambiarse al jersey de los Rojos ha vuelto a la senda victoriosa, y es el abridor del equipo con menos derrotas y más ponches (145). Como él, otros peloteros que parecen regresar al brillo de antaño son el nuevo "blue" Hanley Ramírez, que pasó recientemente de Miami a Los Ángeles y con ello de 10 cuadrangulares en 2010 (mermado por lesión), a 20 esta campaña y contando; así como el jardinero campeón en 2010 Cody Ross, quien fue vendido por San Francisco a Boston al irse en caída libre un año después, pero actualmente es el líder de los Medias Rojas en impulsadas (67).
 
Así llegamos al final de este recuento, no sin antes mencionar un caso especial, el del abridor de los Gigantes Ryan Vogelsong, quien desapareció del universo ligamayorista en 2006, después probó suerte en Japón y en 2011 San Francisco le dio una oportunidad para volver al mejor beisbol del mundo y no decepcionó. El derecho de 35 años logró marca positiva por primera vez en su carrera (13-7) e incluso su nombre se barajó entre los aspirantes al CyYoung. Por si alguien dudaba de que se tratara de suerte, este año está repitiendo la hazaña y ya va 11-7 con 2.90 de efectividad, sólo debajo de Matt Cain y Madison Bumgarner en la organización... es decir, ¡por encima de Tim Lincecum!
 
Nos quedan 36 días de acción y estos números aún podrían incrementarse, ¿quién será condecorado con algún premio al final de la temporada? Yo veo aquí varios asegurados.